HÁGALO USTED MISMO
Nos hemos cambiado a
MUSTANG FORO ~ HÁGALO USTED MISMO
en la siguiente dirección electrónica:
http://mustang.foromx.net/
Allá esperamos tu visita

Conducta - El Lenguaje Canino, La llegada de un Cachorrito a casa, Emociones

Ir abajo

Conducta - El Lenguaje Canino, La llegada de un Cachorrito a casa, Emociones

Mensaje por Baruj el Miér 28 Mar 2012, 11:53 pm

Hola compañeros, foreros, gusto en saludarles.
¿Has prestado atención en lo que expresa tu perro cuando desea comunicarse contigo y manifestar sus sentimientos o necesidades?
Parte de la expresión corporal está en sus orejas, en su hocico, en sus posiciones corporales y en su cola. Hoy trataremos lo referente a sus

OREJAS:
Dentro del lenguaje canino, además de otras partes corporales, las orejas nos dicen mucho del perro que se trata.
La posición de las orejas indica la actitud del perro, viniendo a veces acompañada de algunas otras señales en la cabeza, cola o posición del cuerpo. Veamos que significados podemos extraer:

Orejas Erectas: o ligeramente inclinadas hacia adelante demuestran atención y vigilancia. Si además ladea la cabeza a un lado y al otro mientras mira alguna cosa puede denotar o interés en ello, o que es algo que no comprende. Es habitual que observemos estas señales cuando le estamos hablando, pero ya es cosa nuestra interpretar si le interesa lo que le decimos, o por el contrario que no nos entiende en absoluto.

Orejas Completamente inclinadas hacia adelante: enseñando los dientes con el hocico arrugado comunican su decisión de atacar.

Orejas Echadas hacia atrás: demuestran miedo. Si además enseña los dientes el miedo se acompaña de la intención de agredir en caso de ser atacado.

Orejas Hacia atrás, pegadas a la cabeza: y con la cola baja, indica sumisión.

Orejas En movimiento: el perro coloca las orejas en una secuencia de posiciones características, que comienza siempre echando ligeramente las orejas hacia adelante. Luego según el perro, bien puede echarlas ligeramente hacia atras para terminar bajándolas, o bien las coloca solo en una de esas dos posiciones. Muestra un perro pacífico e indeciso que simplemente pretende observar en actitud sumisa.

Pondremos una imagen al respecto.



Si tu perro es un cachorrito y acaba de llegar a tu casa......
Para la llegada de un nuevo cachorro, lo más importante es crear un ambiente de confianza y cariño. Pero, ¿qué pasa cuando llega la primera noche… la segunda… la tercera y el cachorro no para de llorar?
En primer lugar debemos entender la conducta del perro. Para el nuevo integrante de la familia, llegar a una nueva casa lejos de su madre y sus hermanos, es una situación abrumante y confusa. Ante tanta novedad el cachorro se angustia y se siente inseguro. Para intentar aliviar la anisedad y el miedo, el perro aullará y llorará. Durante el periodo de lactancia, la madre del cachorro produce una feromona especial que tranquiliza y calma a los pequeños. Por lo general un cachorro necesita 7 noches y un lugar seguro, cálido y tranquilo para lograr adaptarse a su nuevo hogar.

Durante este periodo de adaptación deberás ser firme y dejar que el cachorro duerma solo. Algunos dueños se rinden a la primera noche, otros logran llegar a la tercera o cuarta… pero para que funcione es indispensable cumplir la meta de los primeros 7 días. ¡Resiste! Superar ese pequeño obstáculo será reconfortante para ambos.

Algo que ayuda es colocar una botella con agua calientita envuelta en una toalla, dentro de la cama del cachorro. Simulará el calor de la madre y le ayudará a relajarse. Pero......

Si no logras salvar este periodo de tiempo que también resulta estresante para tu nuevo cachorrito y deseas evitarle este paso tan amargo, puedes confeccionar para él una camita hecha de camisetas y pijamas de quien es el amo del cachorrito, algo que tenga su olor. No dejes prendas sueltas sino varias dentro de una sola para que el cachorrito no duerma en el suelo. Permite que se duerma en tu recámara, pero no en tu cama sino en la camita que le confeccionaste y ordénale con firmeza que debe dormir precisamente ene se espacio.

Recuerda que los cachorritos aún o controlan sus esfínteres y tendrás que limpiar y trapear varias veces durante el día sus gracias y regalitos. Esto pasa pronto, según el cachorrito va aprendiendo a controlar los esfínteres hasta que por fin aprende a ir al baño y hasta a pedirte que tu le lleves.




¿Tu Perro Sueña?
Es común ver que mientras nuestro perro duerme: mueve la cola, gime e incluso sacude las patas. ¿Es cierto que están soñando? ¡Por supuesto que si! Los sueños forman parte de los procesos que realiza el cerebro para asimilar las experiencias que vivimos. Los perros también procesan experiencias de vida y toda su habilidad cognitiva (ya estudiada y comprobada) permite deducir que durante el sueño procesan su aprendizaje.

Se sabe que los perros llegan a la fase de sueño REM (la cual está directamente relacionada con los sueños) y durante esta fase conservan un sueño ligero que les permite escuchar ruidos y responder ante cualquier alerta. En el sueño REM es cuando los perros gimen y mueven diferentes partes del cuerpo. Se han realizado estudios en donde se comparó el sueño en perros que han sufrido abusos, con el de perros felices. Los resultados muestran que los perros no tienen pesadillas como nosotros, en lugar de eso, un perro que ha vivido malas experiencias o que está deprimido disminuye al mínimo el proceso mental que los hace “soñar”. Se especula que los perros sueñan con los momentos de mayor emoción que viven durante el día.




¿Porqué los Perros giran en círculos antes de echarse a dormir?
El comportamiento que realizan los perros de caminar en círculos sobre un lugar antes de echarse, no es un comportamiento razonado sino instintivo. Los perros en su hábitat natural dan vueltas en el lugar que eligen para echarse. Ese comportamiento nació de la necesidad de asegurarse de que no hubiera serpientes u otros animales debajo, y era parte del ritual para hacer un buen lugar de descanso. Dicha conducta cumple diversas funciones. Una de ellas es encontrar la postura más cómoda para descansar.

Por otro lado, a los perros les gusta descansar con el viento soplando directo a su nariz, y dar vueltas en círculo les permite detectar en qué sentido esta soplando el viento. Solo los perros que viven en la nieve duermen en sentido contrario, es decir con el viento soplando en dirección a su espalda, para conservar el calor generado por su respiración. También se sabe que a la mayoría de los perros no les gusta recostarse sobre una superficie plana, y es por eso que en ocasiones rascan el piso antes de echarse. Una razón adicional para el movimiento en círculos antes de recostarse es que dicho movimiento les ayuda a marcar el espacio con su olor para poder ubicarlo después.




¿Acaso tu Perro te comprende tus emociones?
Todos hemos experimentado momentos tristes en los que podríamos asegurar que si nuestro perro hablara, nos diría –“Te entiendo, y estoy aquí para ti” pero, ¿que hay detrás de esa mirada? o ¿por qué parece que “sienten” por nosotros?

Los humanos y los perros compartimos emociones primarias como ansiedad, miedo, tristeza, alegría y disgusto, entre otras. La comunicación de los perros es principalmente sensorial, ellos se comunican por medio del olfato, el tacto, la vista y el oído, y es por medio de sus sentidos que logran identificar cambios en nosotros.

Lenguaje corporal:
Cuando realizamos movimientos o ademanes bruscos, alentaremos a nuestros peorros a exaltarse, lo cual elevará su nivel de ansiedad y nerviosismo. Ante esta situación, un perro tiende a permanecer en un lugar fijo con una postura sumisa e inquieta.

Cuando sentimos algun dolor que nos hace cambiar de postura, ese cambio de posición llamará la atención de nuestro perro y lo invitará a acercarse para investigar la situación. Es probable que insista en permanecer a lado de nosotros, pues sabe que hay algo fuera de lo normal y eso le provocará cierto grado de ansiedad.

Cambios hormonales:
Como ya sabemos el sentido del olfato de los perros es mucho más agudo que el nuestro. Los cambios hormonales que el cuerpo humano sufre durante estados de ánimo alterados, cambian nuestra esencia corporal. Por ejemplo, el miedo produce adrenalina y otras hormonas, y eso detona un cambio en la química corporal, un cambio que los perros pueden percibir a través del olfato. Por eso existe el dicho popular de que los perros “huelen el miedo”.

Cuando tenemos cambios hormonales, nuestros perros registran todo lo que ocurre y de esa manera van aprendiendo las consecuencias que provoca cada tipo de olor. Rápidamente aprenderá que el “olor a enojo” provoca inestabilidad y tensión y él se sentirá ansioso y estresado.

Algunos perros son más susceptibles a los cambios que otros, especialmente perros en etapa senior. La respuesta de nuestro perro ante las emociones que proyectamos, depende mucho del tiempo que lleva conviviendo con nosotros, la relación que hemos construido y el tipo de trato que compartimos; ellos se acostumbran a nosotros y a nuestro estilo de vida
. Aprenden a conocernos y así logran detectar cuando algo anda mal.

Los perros por naturaleza son fieles y crean lazos muy fuertes con su familia, siempre decidirán estar a lado de nosotros sin importar nuestros problemas. Cuando estamos felices creamos un ambiente radiante, divertido, un espacio alegre que por supuesto llevará a nuestros perros a disfrutar el momento con nosotros, a brincar y a tener deseos de jugar.
Cuando estamos serenos y relajados podremos ver cómo nuestro perro compartirá el ambiente con nosotros y también se sentirá tranquilo y en paz. Entonces, procuremos momentos de paz y serenidad y compartamos siempre la felicidad con nuestros perros.




¿Qué es lo que odian los perros de nosotros?
La forma en que nos comportamos y le demostramos afecto a nuestro perro, no siempre resulta ser correcta. A continuación te presentaremos una lista de las principales actitudes y acciones que normalmente realizamos sin pensar y que a los perros suelen molestarles mucho:

PALMADAS EN LA CABEZA: La mayoría de nuestros perros se han acostumbrado a este tipo de “cariños” pero para ellos, no son del todo agradables. Si eres observador notarás que tu perro siempre cerrará los ojos y agachará la cabeza como señal de rechazo a esas palmadas. Sustituye esa muestra de afecto por una buena rascada o un masaje en el lomo.

ABRAZOS DE EXTRAÑOS: Aunque sea difícil de creer, por naturaleza los perros no son una especie “abrazadora”. Si observamos con detalle situaciones en las que los humanos abrazamos a los perros, podremos ver que el lenguaje de los canes indica que ese abrazo está siendo un tanto molesto. Algunas de las señales que indican que el perro está estresado durante un abrazo son: voltean la cara hacia otro lado, se lamen los labios, bostezan y dejan la cola en una posición rígida y hacia abajo. Si un perro decide que no quiere recibir un abrazo, puede mostrar signos de agresión. Esto sucede comúnmente con niños que intentan “sujetar” o “abrazar” a un perro.

ABRAZOS REPENTINOS: Tu perro es tu adoración, pero no es necesario ser tan efusivos y darles abrazos asfixiantes y un tanto perturbadores a todas horas. Para ellos no es cómodo ni agradable y el contacto físico repentino puede estresarlos. Conocer a tu perro te hará saber cuándo quiere un abrazo sutil o está dispuesto a recibir un apapacho cariñoso. Él sabe que lo amas pero prefiere que se lo demuestres con juego, paseo y actividades.

ROPA Y DISFRACES: Gorras, suéteres, camisetas o disfraces no son nada cómodos para la mayoría de ellos. Muchas veces se estresan mientras los visten y durante todo el tiempo en que llevan la ropa puesta. Si hace calor, un disfraz puede provocarle un golpe de calor a tu perro. Si a ti gusta ponerle ropa, asegúrate de que a tu perro no le moleste y no se sienta estresado mientras la lleva puesta. Algunas excepciones se deben al clima: suéteres en temporada de invierno y en perros pequeños y/o con poco pelo e impermeables en época de lluvias y en perros delicados o muy pequeños.

BRINCOS Y VUELTAS: Ya sean cachorros o razas miniatura, los perros pequeños son adorables. Es casi inevitable querer cargarlos a todas horas. Imagínate lo frustrante que puede ser estar caminando o concentrado en alguna actividad y que repentinamente alguien te cargue mientras sientes y ves cómo te elevas del suelo y todo da vueltas. No es gracioso ni divertido y a un perro puede llegar a ponerle los nervios de punta.

GRITOS AGUDOS: Los perros tienen un súper oído ¿puedes imaginar lo intimidante que sería ver cómo un ser más grande que tu, se acerca directo a tu cara gritando “ay que cosa más bonita, ven acá pequeño, que lindo, ahhh”? ¿o los gritos de niños correteando amplificados unas 200 veces? No hace falta mucha explicación para saber que los gritos y escándalos pueden estresar mucho a un perro.

Hay muchos puntos en la lista de “cosas que creemos que los perros disfrutan cuando en realidad no lo hacen”: abrazos, besos, contacto visual directo, palmadas en la cabeza, colocar nuestra cara muy cerca de la de ellos, etc.

Un perro puede disfrutar un abrazo o tolerar ciertas cosas que hace su familia si él está completamete relajado, dentro de su ambiente y con las personas que ama. La mayoría no disfrutará abrazos, gritos, brincos, apretones y palmadas por parte de extraños.

Esperamos tu comentario al tema, ojalá qu te haya servido.

Gracias.

_________________
Atentamente
Cap. P.A. y TUM
Virgilio A. Baruj Covarrubias L.


Administrador del foro
HÁGALO USTED MISMO

Ser, hacer y tener.
Todo depende de ti y lo que trabajes por ello.
Siempre es posible realizarse.

Te esperamos en SIRENAS Y TORRETAS DE MÉXICO, S.A.
avatar
Baruj
Admin


http://elhagalodebaruj.latinforos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.